viernes, 28 de marzo de 2014

Aarhus 2018: la ciudad de los regatistas

Dinamarca ha presentado hoy en la sede de la ISAF, en Southampton (Inglaterra), su candidatura para los Campeonatos del Mundo de Vela 2018, con la esperanza de expandir el horizonte de este deporte y dejar a las estrellas de la vela brillar por si mismas.

Aarhus, la segunda ciudad más grande de Dinamarca y una de las cuatro candidatas para los Mundiales, promete con su candidatura acercar la vela a la gente.


“Los Campeonatos del Mundo de Vela de la ISAF tienen que centrarse en los regatistas”, afirma Lars Lundov, director general de Sports Event Denmark. “Vemos estos mundiales como la oportunidad perfecta para que la vela crezca más allá de sus fronteras y también para hacer de nuestros regatistas estrellas mundialmente conocidas. La ISAF comparte esta visión con nosotros y creo que aprecian nuestra presentación”, afirma Lars Lundov.

“Queremos que estos mundiales sean como un big bang para los regatistas, nuestra idea para 2018 es que los protagonistas se conviertan en estrellas mundiales, queremos que los que brillen sean ellos y el deporte. Aarhus está preparado, es el lugar perfecto y el momento adecuado”, reconoce Lars Lundov.

El impresionante Centro Internacional de Vela (International Sailing Centre), que estará terminado a mediados de 2016, forma parte del enorme desarrollo del puerto al que se sumarán unas modernas instalaciones de vela que proporcionarán a los regatistas un nivel adecuado su talento. El estilo teatral de las regatas en la bahía de Aarhus y la consolidada experiencia tecnológica de la ciudad son la clave para unos mundiales pensados para los espectadores y nunca antes vistos.

“La vela está en el ADN de los daneses y Dinamarca es una de las mejores naciones en el mundo de la vela”, afirma Jonas Høgh-Christensen, una de las estrellas de este deporte en Dinamarca, que consiguió la medalla de plata en las Olimpiadas de Londres en 2012 tras la épica batalla con el inglés Ben Ainslie. “El hecho de que hayamos ganado más medallas en vela que en cualquier otro deporte puede dar una idea del honor que sería para nosotros acoger estos Mundiales”.


“La bahía de Aarhus ha demostrado tener un entorno extraordinario para los campeonatos internacionales, ya que cuenta con unas condiciones únicas y muy exigentes para la celebración de regatas. Los regatistas adoran Aarhus. Es un buen lugar para la vela, un buen lugar donde estar”, defiende Jonas Høgh-Christensen.

Lundov y Høgh Christensen forman parte de la potente delegación formada por cinco miembros que ha presentado hoy la candidatura, entre los que estaban también Jacob Bundsgaard, el alcalde de Aarhus y antiguo regatista – reafirmando así la tradición marinera de Aarhus; Hans Natorp, presidente de la Asociación Danesa de Vela (Danish Sailing Association) y Thomas Capitani, presidente de Sailing Aarhus y futuro director general del comité organizador de 2018.

Los Mundiales Junior de la ISAF en 2008, los Mundiales de 505 en 2010, los Mundiales A-Cat en 2011 y los Campeonatos de Europa de 49er y 49erFX en 2013 son algunos de los eventos que la ciudad de Aarhus ha acogido y que sirven como ejemplo y demostración de sus capacidades organizativas y de las condiciones necesarias para este tipo de competiciones mundiales.

“Queremos crear mayor emoción situando a los espectadores más cerca de los regatistas, para que puedan sentir la velocidad del viento y el agua. Cuando observas la acción de cerca creas una conexión directa y eso es lo que haremos en Aarhus. Crearemos una experiencia nunca vista con un estadio situado en medio de una ciudad moderna, joven y divertida. Nuestra pasión por la vela dejará un legado que durará años”, afirma Thomas Capitani. “Queremos compartir nuestro conocimiento como una nación líder en la vela y devolverlo al deporte. Como anfitriones, estaríamos completamente comprometidos con el Programa de las Naciones Emergentes y tenemos la esperanza de que Aarhus podría convertirse en la próxima Academia Regional de Entrenamiento de la ISAF. Aarhus está listo para el 2018 y para el futuro”, defiende Thomas Capitani.

Dinamarca, país de costas, ciudad de velas, bahía de campeones
Dinamarca tiene 7314km de costa; nunca se está a más de 50km de distancia de la costa. El país cuenta con una población de 5.602.628 habitantes y Aarhus es la segunda ciudad más grande de Dinamarca, con 324.000 personas viviendo en ella. En términos generales, hay más de 1 millón y medio de personas a una hora en coche de la ciudad.
Dinamarca cuenta con 270 clubes náuticos y en Aarhus se encuentran cinco de los más importantes que han albergado más de 300 regatas en los últimos 25 años. Los daneses ganaron 28 medallas Olímpicas en Vela, 12 de oro, 9 de plata y 7 de bronce, más que en cualquier otro deporte.
La bahía de Aarhus comprende un área de aproximadamente 150km2, la profundidad del agua varía entre los 10 y los 25 metros sin corriente prácticamente. Aarhus –o “Aros” como la ciudad era llamada en la Edad Vikinga- significa “boca del río”; está rodeada de agua, con 20km de costa. Existen dos aeropuertos internacionales a una hora en coche de distancia de la ciudad de acogida, el aeropuerto de Aarhus (35 minutos) y el aeropuerto de Billund (1 hora). Aarhus es el centro cultural, educacional y comercial del este de Dinamarca y tiene el número más alto de estudiantes y gente joven que ofrecen una atmósfera animada y energética.

Fuente y fotos: Prensa Aarhus 2018
Propiedad intelectual
Los textos, los comentarios, las obras, las ilustraciones y las imágenes que se reproducen en el sitio www.lamarsalada.info están sujetos a derechos de autor y de la propiedad intelectual aplicables en todo el mundo. Cualquier utilización será constitutiva de violación de la Propiedad Intelectual y será sancionada en debida forma, salvo que medie autorización previa de www.lamarsalada.info
Queda terminantemente prohibido cualquier reproducción, redistribución o redifusión, total o parcial, de lo publicado en www.lamarsalada.info
Si están autorizados los enlaces desde otros sitios WEB y/o Redes Sociales siempre que no se haga con ánimo de lucro.
©Luis Fernandez