miércoles, 22 de octubre de 2014

Los Doldrums... "sudando la camiseta"

Las Calmas Ecuatoriales

Entre 200 y 300 millas que cruzar, que, dependiendo del tiempo, les puede llevar a los barcos de la VOR entre 24 y 48 horas

©Amory Ross/Team Alvimedica/Volvo Ocean Race

Los tripulantes dicen que es difícil explicar la complejidad del tiempo en esta parte del mundo. El aire es seco y caliente. No hay modelo informático o previsión meteorológica que funcione con exactitud. “Allí no se predice, se observa” dice Gonzalo Infante. Por eso todo podría cambiar en los Doldrums, o Calmas Ecuatoriales.
“Un calor horrible. Humedad. No hay sombra, tienes el sol encima. Desaparecen hasta los peces voladores. El aire se vuelve espeso”. Así describe Mark Cowell, miembro del equipo de televisión de Volvo Ocean Race y tripulante del Team Russia en la Volvo Ocean Race 2008-09, los Doldrums. Las Calmas Ecuatoriales, que la mayoría de los regatistas aborrecen. “Puedes pasar de los cero a los 40 nudos en nada. Está completamente fuera de tu control. Los navegantes, que son unos ‘freakies’ del control, en los Doldrums se pueden echar a dormir tres días”, añade el inglés.

(Cortesía de Global Virtual Solution)

Esta zona del Océano Atlántico convergen los Alisios del Norte y los del Sur, fénomeno que puede provocar la calma más absoluta -y desesperante- o la tormenta más inesperada. El gallego Roberto ‘Chuny’ Bermúdez, miembro de Abu Dhabi Ocean Racing, muestra el mismo apego que Cowell a los Doldrums: “En el Ecuador te puedes encontrar chubascos de 30 o 40 nudos lloviendo, e incluso granizando, con mucho calor. Un cumulonimbo grande hace que baje la lluvia y el granizo de 30.000 pies. Te baja una columna de aire desde muy arriba y llega a granizar. Baja muy fría. Además estás sometido al sol, al agua salada, y no tienes ducha. Los que tienen la piel delicada lo pasan muy mal”. Y la navegación no es más fácil de sobrellevar. “60% cuestión de suerte”, dice el kiwi Will Oxley, navegante de Team Alvimedica.

Y cada uno lo pasa como puede...

©Brian Calin/Team Vestas Wind/Volvo Ocean Race

©Corinna Halloran/Team SCA/Volvo Ocean Race

©Amory Ross/Team Alvimedica/Volvo Ocean Race

© Francisco Vignale/MAPFRE/Volvo Ocean Race

©Kevin Escoffier/Dongfeng Race Team/Volvo Ocean Race

©Matt Knighton/Abu Dhabi Ocean Racing/Volvo Ocean Race

©Stefan Coppers/Team Brunel/Volvo Ocean Race

El “MAPFRE”, ante 24 horas decisivas

Tras una difícil jornada a bordo del “MAPFRE” en las que las condiciones han puesto a prueba la paciencia de incluso el más experimentado, el barco español coge aire gracias a un viento que ha entrado por el Este y que ha supuesto una inyección de moral para la tripulación. Si esta puerta no se cierra y los de Iker Martínez continúan rápidos al Sur, podrían estar fuera de los Doldrums en poco más de un día. De lo contrario, la travesía podría alargarse más de lo deseado. La emoción está servida.

©Michel Desjoyeaux/MAPFRE/Volvo Ocean Race

La tripulación española en la Volvo Ocean Race ha sufrido la cara más amarga de las calmas ecuatoriales: la falta de viento. “Es un poco desesperante. Después tantos años navegando, esto sigue siendo lo peor”, afirmaba el jefe de guardia Xabi Fernández. Afortunadamente para el “MAPFRE” ya se ha dado la vuelta a la tortilla y tras horas atascados y “con uno de los calores más duros que he experimentado en mi vida”, según el reportero Francisco Vignale, un viento del Este de 12 nudos impulsa al barco patroneado por Iker Martínez. El sexto de la flota es ahora el que más viento está teniendo.

© Francisco Vignale/MAPFRE/Volvo Ocean Race

Y por sin se abrió una puerta
Con el parte de posiciones de las 12:00 horas ya veíamos que después de la tormenta siempre viene la calma. Superando a las chicas del “SCA” y a sólo tres millas del “Alvimedica”, el “MAPFRE” cogía vuelo y era entre las 9:00 y las 12:00 hora peninsular el más rápido de la flota con una velocidad media de 10 nudos, favorecido por un viento que entraba por el Este de unos nueve nudos de intensidad.
Tres horas más tarde, a las 15:00 de hoy, el “MAPFRE” ha conseguido mantener la velocidad gracias a ese viento del Este que ha subido a los 12 nudos. Los dos barcos en cabeza, “Abu Dhabi” y “Brunel”, más al Oeste, están ahora con seis y cinco nudos de viento, respectivamente.
No obstante no podemos olvidar que, como apunta Eduardo Valderas, miembro del equipo de tierra del “MAPFRE” y especialista en meteorología oceánica, “los vientos en esta zona son muy poco predecibles”.
“Si tienen suerte y van rápido al Sur, en un día y poco podrían estar fuera de los Doldrums, pero esperemos que no se cierre la puerta, si no tardarán en salir de ahí. Ahora lo visual es lo más importante, no hay parte que te diga lo que hay que hacer. El tercer puesto está cerca y aún queda mucha regata”.
Todos por tanto expectantes a la evolución de los caprichosos Doldrums en las próximas 24 horas, decisivas de cara a la salida de las calmas ecuatoriales. El Ecuador está a unas 360 millas (667 km). La isla de Fernando de Noronha (Brasil) -punto de paso obligado del recorrido aunque no puntuable-, a unas 600 (1.111 km).

“Esto es una sauna”
Si algo está costando a la tripulación es acostumbrarse al calor del trópico como decía esta mañana el cántabro Ñeti Cuervas-Mons: “Este clima nos deja a todos aplatanados. Lo peor es que durante el día hace demasiado calor para dormir, y por la noche, cuando bajan las temperaturas, llegan los chubascos y empieza la acción, así que tampoco se duerme porque hay que ir sorteando chubascos”. Ésta es su tercera vuelta al mundo y ya sabe que “los Doldrums siempre son así, así que hay que tener paciencia”.
Pero la dureza de soportar las altas temperaturas no es exclusivo de los del Norte: el canario Carlos Hernández equiparaba esta tarde el “MAPFRE” a “una sauna”.
Entre cero viento y chubascos, algunos tripulantes aprovecharon finalmente para“ducharse, afeitarse y reparar cosas del barco”, explicaba Fran Vignale. “El que más suerte ha tenido ha sido “Ñeti”, que se tiró al agua para quitar unas algas de la quilla y los timones, pero sólo durante un minuto”.

Lo bueno si breve, dos veces bueno.

Clasificación provisional 1ª etapa
Alicante – Ciudad del Cabo: 6.487 millas (12.014 km)
(Parte posiciones de las 15:00 hora española – 22 de octubre de 2014)

1º Abu Dhabi Ocean Racing, UAE (Ian Walker), a 3.947,6 millas de la llegada
2º Team Brunel, NED (Bouwe Bekking), a 7,1 millas del líder
3º Dongfeng Racing Team, CHN (Charles Caudrelier), a 84,4 millas del líder
4º Team Vestas Wind, DEN (Chris Nicholson), a 85,5 millas del líder
5º Team Alvimedica, USA/TUR (Charlie Enright), a 107,7 millas del líder
6º MAPFRE, ESP (Iker Martínez), a 111,5 millas del líder
7º Team SCA, SWE (Sam Davies), a 121,3 millas del líder

_
Propiedad intelectual
Los textos, los comentarios, las obras, las ilustraciones y las imágenes que se reproducen en el sitio www.lamarsalada.info están sujetos a derechos de autor y de la propiedad intelectual aplicables en todo el mundo. Cualquier utilización será constitutiva de violación de la Propiedad Intelectual y será sancionada en debida forma, salvo que medie autorización previa de www.lamarsalada.info
Queda terminantemente prohibido cualquier reproducción, redistribución o redifusión, total o parcial, de lo publicado en www.lamarsalada.info
Si están autorizados los enlaces desde otros sitios WEB y/o Redes Sociales siempre que no se haga con ánimo de lucro.
©Luis Fernandez