domingo, 28 de diciembre de 2014

Rolex Sydney Hobart. El español Juan Vila hace historia con Wild Oats XI

“La clave ha estado en el cruce de la dorsal anticiclónica al sureste de Australia”

El "Maluka of Normandie" de Sean Langman, el más pequeño de la flota con sólo nueve metros de eslora, puede dar la campanada, ya que encabeza en este momento la clasificación en compensado. 

©Rolex / Carlo Borlenghi

El supermaxi australiano Wild Oats XI ha logrado una histórica octava victoria en tiempo real en la Rolex Sydney Hobart, la regata oceánica por excelencia. El navegante barcelonés Juan Vila ha formado parte de la tripulación del barco australiano, el más laureado en la historia del evento, que se ha impuesto al moderno Comanche por 49 minutos tras un intenso pulso durante las 628 millas de recorrido entre Sídney y Hobart, en Tasmania.

El Wild Oats XI ha vuelto a establecer un nuevo récord en la Rolex Sydney Hobart, la emblemática regata oceánica que se disputa en aguas de Australia desde 1945. El barco patroneado por Mark Richards cruzaba la línea de llegada a las 15:03h de la segunda jornada de competición (hora local, 05:03h de la madrugada española), parando el crono en 2 días, 2 horas, 3 minutos y 26 segundos. Aunque ocho horas por detrás del récord establecido por el mismo barco en 2012, esta marca ha resultado suficiente para añadir un nuevo título a su impresionante palmarés. Wild Oats XI es el barco más laureado en las 70 ediciones de la Rolex Sydney Hobart, tras lograr ocho victorias en tiempo real (2014, 2013, 2012, 2010, 2008, 2007, 2006 y 2005) y dos títulos absolutos (2005 y 2012) en diez participaciones.

©Rolex / Carlo Borlenghi

El armador del Wild Oats XI, el magnate del vino Bob Oatley, se mostraba exultante con esta octava victoria, que supera el récord establecido por el Morna/Kurrewa IV entre 1946 y 1960. “Es un milagro", confesaba desde tierra en cuanto su barco cruzaba la línea de llegada. "Tenemos el mejor barco del mundo, lo ha demostrado. Definitivamente volveremos el próximo año”.

©Rolex / Carlo Borlenghi

Clave española
El barcelonés Juan Vila ha sido uno de los 20 regatistas a bordo del Wild Oats XI. Su responsabilidad como navegante ha resultado decisiva en la victoria del supermaxi australiano. “La clave ha estado en el cruce de la dorsal anticiclónica al sureste de Australia”, reconocía ya en Hobart. “Sabíamos que si salíamos de esa zona de calmas antes que nuestros rivales podríamos extender un poco la ventaja y tener un buen colchón de millas”. Tras perseguir durante medio recorrido al estadounidense Comanche, que salió de Sídney en cabeza de la flota, en la segunda jornada lograban superarlo y extender su liderato hasta 40 millas.“Afortunadamente, al final encontramos el viento suficiente en el paso de la isla de Tasmania y la entrada en la bahía de Hobart, lo que nos permitió rentabilizar el colchón de millas”.
Aunque debutante como miembro del Wild Oats XI, Vila ya había competido antes en la Rolex Sydney Hobart. “Lo que la hace especial son las condiciones", explica. "Sabes que serán variadas y que encontrarás viento bastante duro, como en este caso tuvimos al principio. Es una clásica en cualquier calendario de regatas offshore”.
Completado el recorrido, el español se deshacía en elogios hacia su equipo: “La tripulación es excelente, de primera. Todo funciona como una máquina bien engrasada. Para mí ha sido muy fácil ponerme a trabajar con ellos y lograr un buen resultado”.

©Rolex / Daniel Forster

Premio a la polivalencia
Otros cuatro supermaxis de 100 pies de eslora (30,5 metros) amenazaron la hegemonía del Wild Oats XI en la lucha por el triunfo en tiempo real, encabezados por el recién botado Comanche del armador estadounidense Jim Clark. El fundador de Netscape encargó al patrón Ken Read reunir una tripulación de lujo para la primera regata de su impresionante barco, nacido para convertirse en el monocasco más rápido del mundo. En opinión de Vila: “un barco excelente; en través tiene una velocidad que impresiona”.
El Comanche fue botado el pasado mes de octubre y llegaba a Sídney sin apenas millas bajo su casco. Su radical diseño le ha valido el apodo de 'portaaviones', y dobla en manga (anchura) al veterano Wild Oats XI, botado en 2005. Dos conceptos muy diferentes creados para fines bien distintos. “El nuestro es un barco muy polivalente que va muy bien en condiciones de poco viento, lo que ha resultado decisivo a la hora de conseguir la victoria”, destaca Juan Vila. 

El título, todavía por decidir
Desvelado el nombre del primero en cruzar la línea de meta, todavía queda por decidir el del ganador absoluto de esta 70 Rolex Sydney Hobart. A la hora de redactar esta información, 103 de los 117 barcos que tomaron la línea de salida continúan en regata y 12 se han retirado.

©Rolex / Daniel Forster

La clasificación provisional en tiempo compensado, la que decidirá al ganador final, está encabezada por el barco más pequeño de la flota, el Maluka of Normandie de Sean Langman, de sólo nueve metros de eslora.
Wild Oats XI estableció el actual récord de la Rolex Sydney Hobart en 2012 con un tiempo de 1 día, 18 horas, 23 minutos y 12 segundos.
La Rolex Sydney Hobart Yacht Race está organizada por el Cruising Yacht Club of Australia (CYCA) y cuenta con el patrocinio de Rolex desde 2002.
Propiedad intelectual
Los textos, los comentarios, las obras, las ilustraciones y las imágenes que se reproducen en el sitio www.lamarsalada.info están sujetos a derechos de autor y de la propiedad intelectual aplicables en todo el mundo. Cualquier utilización será constitutiva de violación de la Propiedad Intelectual y será sancionada en debida forma, salvo que medie autorización previa de www.lamarsalada.info
Queda terminantemente prohibido cualquier reproducción, redistribución o redifusión, total o parcial, de lo publicado en www.lamarsalada.info
Si están autorizados los enlaces desde otros sitios WEB y/o Redes Sociales siempre que no se haga con ánimo de lucro.
©Luis Fernandez