lunes, 16 de julio de 2018

La Regata Puig Vela Clàssica Barcelona finaliza y Barcelona se despide de las leyendas del mar

Halloween, Guia, Argos, Peter y Marigan se proclaman vencedores de esta XI edición

Más de 40 navíos y regatistas de 7 países han competido durante tres días por uno de los trofeos más prestigiosos del Mediterráneo

La élite mundial de barcos clásicos se despide de Barcelona, tras un encuentro único en una capital europea, capaz de acercar a los ciudadanos y turistas el espectáculo más sofisticado del deporte a vela 


Ayer por la tarde finalizó la XI edición de la Regata Puig Vela Clàssica Barcelona, que se ha disputado desde el pasado día 12 de julio. Barcos clásicos y de época de siete nacionalidades distintas han competido para alzarse con uno de los trofeos más prestigiosos del Mediterráneo.

La tercera jornada ha puesto el broche de oro a la Regata Puig Vela Clàssica Barcelona cargada de historia, considerada una de las mejores regatas clásicas del mundo. Una décimoprimera edición que ha ofrecido unas condiciones meteorológicas de lo más variadas, con un viento que ha ido perdiendo fuerza a medida que avanzaba la competición.
A pesar de la cancelación de la última prueba, los barcos clásicos han dibujado una preciosa panorámica en la costa barcelonesa, como si se tratara de un auténtico museo flotante, que ha vuelto a convertir a esta regata en una atracción turística seguida por los miles de turistas que aprovechan estos días para visitar la ciudad.


La ausencia de viento en la tercera jornada deja inalterable la clasificación
La tercera y última jornada de la Regata Puig Vela Clàssica Barcelona no ha podido disputarse por falta de viento. A las 13 horas, el comité de regatas aplazaba la salida, quedando a la espera del actor principal que hoy no acudió a su cita con el campo de regatas barcelonés. Sin formarse una brisa térmica de Garbí suficiente, una hora y media más tarde se decidió suspender la jornada y enviar a la flota de regreso a sus amarres del Real Club Náutico de Barcelona.
Las clasificaciones definitivas de las cinco categorías no han cambiado desde ayer, regresando a tierra los líderes provisionales confirmados como vencedores de la XI Puig Vela Clàssica.


En la categoría Big Boats el irlandés Halloween, de Mick Cotter y patroneado por Iñigo Strez, inscribe por primera vez su nombre en el palmarés, con su único precedente de un tercer puesto logrado en la edición de 2010. El Moonbeam IV, patroneado por Mikael Creach, hacía valer sus mejores resultados parciales para ganar el desempate a puntos con el Moonbeam III y hacerse con la segunda posición. En cuarta posición se clasificaba el Kelpie of Falmouth, mientras el Nordwind, debutante en Barcelona, cerraba esta clasificación en quinto lugar.


La flota de clásicos ha tenido las clasificaciones más ajustadas en sus dos categorías. Los Clásicos 1, de mayor eslora, han tenido en el Guia un emotivo vencedor. Su apasionado armador, Ramón Rosés, falleció unos días antes de la Regata Puig Vela Clàssica, y su deseo fue que el barco y su tripulación disputaran la competición, quienes le han dedicado la victoria, que ya lograron en las dos últimas ediciones. Con los mismos cinco puntos, pero peores parciales, se ha clasificado el Yanira de Andrés León, capaz de superar al italiano Corsaro y al francés Sagittarius, empatados a 6 puntos.


En Clásicos 2 la victoria del Argos, de Barbara Trilling, ha sido incuestionable tras sus dos triunfos parciales, pero las tres siguientes plazas se decidían por un punto escaso. Mientras el Argos sumaba 2 puntos en su casillero, el Altamar computaba 5 puntos, el Margarita 6 y el Diana uno más.


También claras las victorias en ambas categorías de barcos de Época, tras sendos triunfos parciales en las dos pruebas disputadas. El Marigan de Tim Liesenhoff se imponía en los aparejos Cangreja, inscribiendo por tercera vez su nombre en el palmarés de la Puig Vela Clàssica tras sus victorias en 2009 y 2010. Segundo clasificado es el Gipsy de Ricardo Rubio, seguido por el Freda de Miguel Rigo y el Bon Temps de Santiago Godó. 


En los Época con aparejo Bermudian el italiano Peter repetía vitoria. El barco armado por Claudio Mealli con Mauro Perlaschiar al timón ya había subido a lo más alto del podio en las ediciones de 2011, 2013 y 2014.El Mercury de Jordi Cabau ha sido segundo, precediendo al Irina VII y al Islander, empatados a puntos.


Clasificaciones generales definitivas de la competición

División Época Bermudian
1. Peter (RCNB), Claudio Mealli 2 puntos
2. Mercury (CM Mahon), Jordi Cabau 4 puntos
3. Irina VII (Yacht Classique Cetois), Beteille / Triby 6 puntos

División Cangreja
1. Marigan (RCN Palma), Tim Liesenhoff 2 puntos
2. Gipsy (RCM Santander), Ricardo Rubio / JoséLuis Vilar 10 puntos
3. Freda (RCN Palma), Miguel Rigo Avella 11 puntos

División Clásicos 1
1. Guia (RCNB), Ramón Roses 5 puntos
2. Yanira (RCNB), Regatta Experience 5 puntos
3. Corsaro II (Marina Militare), Armada Italiana 6 puntos

División Clásicos 2
1. Argos (New York YC), Barbara Trilling 2 puntos
2. Altamar (RCM Barcelona), Javier Ramos 5 puntos
3. Margarita estalindalamar (CVP Andratx), Antón de Llano 6 puntos

División Big Boat
1. Halloween (Royal Irish Club), Mick Cotter 3 puntos
2. Moonbeam IV (Yatch Club Monaco), Tom Van der Bruggen 5 puntos
3. Moonbeam III (SN Saint Tropez), Carsten Gerlach 5 puntos

El premio Enrique Puig ha sido concedido en esta edición a España y los barcos Peter y Guia.



Propiedad intelectual
Los textos, los comentarios, las obras, las ilustraciones y las imágenes que se reproducen en el sitio www.lamarsalada.info están sujetos a derechos de autor y de la propiedad intelectual aplicables en todo el mundo. Cualquier utilización será constitutiva de violación de la Propiedad Intelectual y será sancionada en debida forma, salvo que medie autorización previa de www.lamarsalada.info
Queda terminantemente prohibido cualquier reproducción, redistribución o redifusión, total o parcial, de lo publicado en www.lamarsalada.info
Si están autorizados los enlaces desde otros sitios WEB y/o Redes Sociales siempre que no se haga con ánimo de lucro.
©Luis Fernandez