martes, 19 de febrero de 2019

Cuando pasan los años los barcos se vuelven clásicos... y las personas?

La vida va pasando inexorablemente para todos. A partir de ciertos años, los barcos pasan a ser "clásicos" y a las personas se nos empieza a tachar de "viejos".

En la WEB de la AEBEC (Asociación Española de Barcos de Época y Clásicos) dicen: "se considera clásico a todo barco propulsado a vela o motor destinado a la náutica de recreo y construido en madera o materiales metálicos con anterioridad al año 1980, así como a las réplicas posteriores en cualquier material basadas en planos y materiales acordes a la época anterior a 1980".
Hoy se me ha ocurrido intentar comprender a qué edad se puede considerar "viejo" a una persona. En lo que a mi respecta, a mi edad, a mis 66 años muy cumplidos, podría ser un buen barco clásico, bastante antiguo, pero como persona, quizá por una cuestión de actitud, no me considero "viejo".

Viejos?? Viejos son los muebles!!!!!



Desde siempre, las personas que me adelantaban unos años me parecían “viejos”. Era cuando tenía 20, 40... 60 años. Ahora, y sin ninguna intención ni de intentar ni de aparentar lo contrario, a mis 66 me he dado cuenta de lo equivocado que estaba…

Yo no soy viejo, no soy un mueble, ya ahora sé que tampoco lo eran aquellos que me precedían.

La vida sigue, y yo sigo: no eludo ninguna fiesta o actividad que pueda ser interesante, me desplazo principalmente en bici, en moto o caminando. Escribo, leo, mantengo mis blogs y mis colecciones. Sigo con mis actividades deportivas, esquiando, navegando... y con mis aficiones: fotografiando barcos de regata, cocinando para mi o para mis amigos, cultivando amistades, perdiéndome por cualquier sitio, por cualquier ciudad… en definitiva, sigo siendo casi el mismo que cuando tenía 20, 40, 60 años… y estoy muy a gusto con lo que hago y como lo hago.

Puedes ser feliz al cumplir años, sobre todo si te acompañan y cobijan manos anheladas

Sin duda, soy de la generación Cooldysy cuando navego en un barco clásico acorde a mi edad, con un guiño le animo a que no desfallezca y siga, como yo, valiente y animado en su singladura. 

-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Propiedad intelectual
Los textos, los comentarios, las obras, las ilustraciones y las imágenes que se reproducen en el sitio www.lamarsalada.info están sujetos a derechos de autor y de la propiedad intelectual aplicables en todo el mundo. Cualquier utilización será constitutiva de violación de la Propiedad Intelectual y será sancionada en debida forma, salvo que medie autorización previa de www.lamarsalada.info
Queda terminantemente prohibido cualquier reproducción, redistribución o redifusión, total o parcial, de lo publicado en www.lamarsalada.info
Si están autorizados los enlaces desde otros sitios WEB y/o Redes Sociales siempre que no se haga con ánimo de lucro.
©Luis Fernandez